Go to Top

Y de las iglesias nació el Soul (o sobre Sam Cooke).

 Escuchar lista de reproducción

“Se trata de sentimientos y hagas lo que hagas, no puedes olvidarlo. Hay una cosa simple y llana: el Soul surgió del gospel y del blues”. Esto lo dijo Aretha Franklin y ella sabe algo de esto.

Ya hemos dicho otras veces en este blog que definir la música con palabras es difícil por no decir imposible, la música se escucha, se baila o se toca, así que intentar definir con palabras algo así es un tarea complicada y solo se pueden intentar trasmitir algunas cosas.

Con el artista que protagoniza hoy el artículo pasa esto, hablamos de Sam Cooke, una figura esencial en el desarrollo de ese estilo que nos vuelve locos por aquí y que no es otro que el Soul.

Poseedor de una maravillosa voz, llena de matices, fue uno de los pioneros en traspasar la fina línea entre el Gospel y el Soul primigenio de finales de los 50, una figura esencial para futuras estrellas del Soul como Otis Redding o Marvin Gaye, que lo admiraban profundamente, una voz surgida de las iglesias que cambió la música sacra para dejarnos un buen puñado de preciosas canciones.

Sam Cooke nació el 22 de Enero de 1931 en Clarksdale, Mississippi, epicentro del soul primigenio, y como tantos otros y otras interpretes de Soul, su familia estaba muy apegada a la iglesia, su padre era reverendo y en la iglesia fue donde empezó a dar sus primeros pasos interpretando himnos gospel.

Cuando Sam era pequeño su familia emigró a Bronzeville, un barrio afroamericano de Chicago, donde junto a sus primos, formó su primer grupo de gospel The Singing Children, donde Sam empezó haciéndose un hueco dentro del circuito del gospel.

El gran salto lo dio con apenas 20 años, cuando se unió al grupo The Soul Stirrers, reemplazando al que entonces era su cantante principal, The Soul Stirrers era uno de los más grande grupos de gospel de la época. Sam aportó su propio estilo al grupo, una manera de cantar sensual, tierna una forma nueva de interpretar los himnos religiosos y el grupo tuvo un éxito formidable dentro y fuera de los circuitos del gospel.

foto 1.Sam_Cooke_Soul_Stirrers

Sam Cooke And The Soul Stirrers

A parte Sam Cooke era un tipo bastante guapo lo que hizo que cada vez más chicas jóvenes se acercaran a los conciertos de gospel de los Stirrers, Sam se dio cuenta del éxito que tenía y se dio cuenta de que tenía potencial para hacer más cosas, así que tras 6 años empezó a pensar en dejar el grupo para iniciar su carrera en solitario.

Su primer tema, fue “Loveble”, una balada preciosa que grabó bajo el nombre de Dale Cook, pero lo “pillaron”, la voz de Sam era inconfundible y el gospel un estilo y un circuito muy cerrados y lo echaron del grupo. Poco después grabó para Keen Records “ You Send Me”, un clásico de su repertorio y del Soul primigenio, con el vendió 1000 copias en 1957.

Había jazz en su forma de cantar, había blues, había gospel incluso había rock, esto era algo nuevo en la época, estamos a finales de los 50 y el Soul empezaba a coger forma como estilo musical (había otros como el, como Ray Charles o Solomon Burke, pero mucha gente lo considera el hombre que inventó el Soul, siempre es difícil decir esto pero lo que si es cierto es que fue un innovador en su época).

Además, Sam Cooke no solo cantaba, también componía, hacía los arreglos y producía sus propias canciones.

Tras dos años grabando para Keen, Sam fichó por RCA, pero antes de eso se aseguró de mantener los derechos de autor de todas sus composiciones, algo raro en la época y en lo que fue también pionero, ya que lo normal era que las discográficas pagasen un dinero a los artistas y nadie hablara de derechos de autor, así que muchos de ellos acabaron arruinados y sin ver un “duro” por su obra.

En RCA Sam Cooke desarrolló todo el potencial que llevaba dentro y aquí grabó algunos de sus más grandes éxitos como “Sad Mood”, “ Wonderful World”, “Cupid”, “Twistin´The Nigth Away” y “Chaing Gang” un tema muy importante en el que Sam empezaba a dejar ver su preocupación por los derechos de su raza y se empezaba a implicar en las luchas sociales de la época.

Ya hemos dicho que Sam Cooke fue un hombre muy influyente y no solo en el aspecto musical.

Dicen que era un tipo extremadamente educado y muy comprometido con la lucha racial que empezaba a surgir en la sociedad americana a principios de los 60, fue muy amigo de Mohamed Ali y uno de sus temas, “A Change Is Gonna Come” sonó en los funerales de Martin Luther King.

Sam Cooke Recording at RCA Studios

Poco después incluso se permitió el lujo de crear su propia casa de discas SAR Records, con la que siguió grabando estupendas canciones.

Sam Cooke se fue pronto, fue tiroteado en un extraño altercado en un motel de Los Angeles en 1964, con solo 33 años. Apenas estuvo en activo diez años, colocó 29 temas en el Top 40 de los Estados Unidos y gustaba igual a blancos que a negros, además dejó un legado impresionante y las bases para que otros como Otis Redding hicieron aún más grandes.

Ya hemos dicho que esto es difícil de explicar con palabras, y más a alguien de la grandeza de Cooke, así que lo mejor es escucharlo, aquí hemos escogido solo una pequeñísima muestra de lo que hizo, esperamos, como siempre, que os guste y que busqueis mas cosas de este gran cantante.

By Fran Soul

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte en las redes sociales
, , , , , , ,

6 Responses to "Y de las iglesias nació el Soul (o sobre Sam Cooke)."

  • Fransoul
    14 enero, 2013 - 18:25 Reply

    buenisima tambien,pero imposible meter todo lo bueno que hizo el tipo este, uno de los más fieras sin duda.Gracias por la aportación.

  • Ronda Soul
    16 enero, 2013 - 21:51 Reply

    Da gusto tener lectores así Gregorio!

  • RAMON
    18 enero, 2013 - 13:02 Reply

    Ostias Gregorio,pues claro,menudo temazo,que guitarra más hipnotica no? Preparate que estoy haciendo uno de los Kinks.

  • Ronda Soul
    18 enero, 2013 - 13:52 Reply

    Que buenos los Kinks!!!! Estoy deseando ver ese artículo FranSoul! 😉

Responder a Gregorio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *