Go to Top

El día que murió la música (Buddy Holly, Ritchie Valens y JP “The Big Bopper” Richardson )

Escuchar lista de reproducción

Esta semana se cumplen 54 años de un accidente que se bautizó como “ el día que murió la música ”.

Fue bautizado así por Don Mclean en la letra de su canción “American Pie”, letra que esta inspirada en este fatídico hecho. Un cúmulo de mala suerte y de decisiones mal tomadas llevaron a Buddy Holly, Ritchie Valens y JP “The Big Bopper” Richardson a coger una avioneta que se estrellaría en Clear Lake, Iowa, un 3 de Febrero de 1959.

Buddy_Holly foto1

Buddy Holly, posiblemente el más conocido de los tres, nació en Lubbock, Texas, en 1936. Empezó cantando con sus hermanos con los que ganaría algún premio siendo apenas un crío. Sus inicios fueron el country y el blues. Poco a poco fue puliendo su estilo junto a Norman Petty, un prolífico productor tejano que trabajo también con Roy Orbison o The Fireballs.

Holly funcionaba con una formación básica de rock, esto es, guitarra, bajo y batería, pero trabajaba mucho en los arreglos de las canciones, le fue quitando crudeza al sonido rockero y lo acercó al pop con cuidadas melodías vocales y suaves guitarras.

Esta banda de acompañamiento se llamaban The Crickets y junto a ellos grabó sus temas más conocidos, “That Will Be The Day”, “Peggy Sue”, “Maybe Baby” o “Not Fade Away”, todos lanzados a partir de 1957. Con The Crickets tan solo grabó durante un año pero su legado musical e influencia fueron grandísimos.

Bandas como The Beatles o The Hollies, que tomaron su apellido, son solo algunos ejemplos de herencia musical de Buddy Holly.

 

En 1959 su situación económica no era la mejor, Decca y Petty tenían todo el control sobre sus canciones, vamos, que no tenía un duro y las deudas le comían. Se había casado a penas un año antes y necesitaba dinero, contrató a Waylong Jennings, Tommy Allsup y Carl Bunch como banda de acompañamiento para la gira Winter Dance Party junto a otras estrellas de la época como Dion & The Belmonts, Ritchie Valens y Big Booper.

 

Ritchie+Valens foto 2En 1941 nacía Ritchie Valens en California, su gran éxito fue “La Bamba”, una versión que le haría famoso e inmortal en el recuerdo del Rock & Roll.

Ritchie era de familia mejicana, su nombre real era Ricardo Valenzuela pero claro, con ese nombre no iba a llegar muy lejos. Desde muy joven mostró interés por la música, sobre todo por la guitarra eléctrica. Valens fue el primer “chicano” en triunfar en el rock.

En 1958 fue descubierto por Bob King de Del-Fi Records cuando tocaba con un grupo del instituto, The Silhouettes. En su primera sesión de grabación dejó en los estudios “Donna” y “Ritchie´s Blues”, después ya con banda grabaría “Come On Let´s Go” y “Framed”.

Fue entonces cuando llegó “La Bamba”. Una canción tradicional mejicana que Valens pasó por los trastes de su guitarra para hacerse famoso en 1958. Solo llevaba grabando 8 meses y tenía 17 años, esto le valdría un billete para la gira Winter Dance Party.

 

 

 

foto 3JP “The Big Bopper” Richardson era un Dj de Texas que además de hacer girar discos, he leído por ahí que tenía un record de 6 días sin parar de pinchar, escribía sus propios temas. Uno de esos temas fue “Chantilly Lace”, la tercera canción más escuchada en 1958, así que dispuesto a aprovechar el tirón de este éxito se embarcó en la gira Winter Dance Party.

 

Era una fría noche, acaban de tocar en Clear Lake, Iowa, su siguiente parada era Minnesota, la calefacción del autobús de la gira se había estropeado así que Buddy, que estaba destrozado por el ritmo de la gira decidió pagar una avioneta para llegar antes y descansar en su siguiente destino.

En la avioneta solo cabían tres personas, más el piloto, un tipo inexperto que nunca había viajado de noche. En un principio a Buddy lo iban a acompañar Waylong Jennings y Tommy Allsup pero Ritchie nunca había volado en avión así que le pidió a Allsup que le dejara su sitio. Big Bopper estaba un poco griposo y Jennings decidió dejarle su sitio en el avión.

Nada mas terminar la actuación de esa noche despegó la avioneta, la cual no recorrería ni 10 millas. Al día siguiente encontraron sus restos en un maizal. Todos excepto el piloto salieron despedidos del avión y murieron en el acto.

Era el 3 de Febrero de 1959 y esa fría noche murió la música.

 

Salud!!!

By Fran Soul

 

 

 

 

 

 

Comparte en las redes sociales
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *